La Moral Vs La Felicidad

La moralidad y la felicidad, son dos conceptos que deberían coexistir. Sin embargo hay excepciones, momentos en los que tenemos que escoger uno de los dos. Parece ser una decisión muy fácil, la moralidad porque ¿cómo se puede justificar a un asesino, que asesina para ser feliz? Pero eso es irse hacia la radicalidad.

¿Alguna vez has hecho algo malo que te produzca alegría o satisfacción? Por lo menos yo me he encontrado en esta situación en diversas ocasiones. 

Un ejemplo, que me hizo reflexionar bastante es la novela de Gustave Flaubert ‘Madame Bovary’. Emma Bovary, la protagonista de la historia, es una mujer en el siglo XIX, oprimida por las expectativas de la sociedad. Decide casarse con Charles Bovary, esperando beneficiarse de la satisfacción de un matrimonio ideal, romantizado por la sociedad. Sin embargo, luego de poco tiempo entiende que no lo era y que nunca sería feliz en su matrimonio. Esta realización la diferencia de muchas mujeres en el siglo XX quienes debían lidiar con “the problem with no name/ el problema que no tiene nombre” explicado por Betty Friedan. “The problem with no name” se originó debido a que las mujeres no entendían el motivo de su infelicidad, ya que cumplían con las expectativas sociales de ser buenas madres y esposas. En cambio, Emma Bovary es un evidente símbolo de la insatisfacción de la clase media y de la mujer inconformista que no se resigna a llevar una existencia rutinaria y monótona dentro de los límites impuestos por la sociedad patriarcal. En otras palabras, ella entendía su falta de satisfacción, pero no tenía una escapatoria. Emma luego le es infiel a su esposo Charles. Automáticamente, es juzgada por la sociedad. Como resultado, la novela fue procesada por obscenidad, pero ¿se pueden llegar a justificar sus acciones? ¿Cuáles eran sus opciones? Siendo una mujer, le pertenecía a su esposo y en caso tuviera el divorcio como una opción, no hubiera podido sobrevivir ya que hubiera sido una paria social. Personalmente, no la intento justificar. Sin embargo, creo en las diferentes perspectivas que puede llegar a tener el ser humano y en cómo es importante tener una mentalidad abierta para aprender más. Flaubert intentaba representar la desesperación y la tristeza que experimentan aquellos que no quieren o no pueden superar los conflictos que existen entre sus ambiciones idealistas y el mundo real. En lugar de crear un personaje idealizado y perfecto, produjo uno real. Además, Emma Bovary estaba casada en un matrimonio en base a las expectativas de la sociedad y no al amor, entonces, ¿estaba traicionando a su esposo o a la sociedad?

La realidad es que no existe el negro, ni el blanco. No existen ni el bien, ni el mal. Cuando las personas hablan de la inexistencia de la perfección, muchas veces no entienden bien el concepto. Los humanos hacemos cosas buenas y cosas malas, eso es el balance. Consecuentemente, la moral es el bien y el mal. Es un concepto creado por la sociedad. Ahora, lo que me hace tener dudas existenciales es el hecho de que sabemos que la sociedad no siempre está en lo correcto; Muchas veces hay que romper con patrones para llegar al balance y a la satisfacción. Por lo tanto, la moralidad es cuestionable y las distintas personas la interpretan de diversas maneras.

En conclusión, creo que la moral es esencial porque no vivimos en una sociedad anarquista. El orden y las reglas son necesarias para poder tener una vida pacífica. Por lo tanto, se puede argumentar que no siempre la sociedad está en lo incorrecto. Seguir sus normas y sus patrones no siempre es malo, al final la vida también tiene y siempre ha tenido un lado positivo y personas con buenas intenciones. Sin embargo, a veces es importante considerar tu felicidad antes que la de otras personas. En ese caso existe la posibilidad de que la felicidad sea más importante que la moralidad porque los seres humanos perfectos no existen y no siempre podemos vivir en base a lo que nos dicen los demás. Por eso la clave es el balance.

-Valentina Vecco

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s