Nunca más, lunes

Lunes, 

Todos escapan o al menos,

Buscan ponerle los frenos

A tus días llenos

De obsceno aburrimiento. 

Es probable que

Tú seas el más bello,

E injustamente en medio 

De una querella estés.

Te explicaré nuestro descontento,

De la manera más cordial y peculiar.

Ves, nosotros como corderos

Seguimos los senderos

Que nos guían a un matadero,

O aún peor, un desbarrancadero;

Donde veremos al fin,

Si tenemos la fuerza para elegir,

Un nuevo y remoto sendero.

Tenemos miedo de decidir

Porque las consecuencias a flor de piel

Nos las encaran;

La autenticidad desalentada

Se vuelve un recuerdo sedado

De quienes quisimos ser. 

Así, vivimos añorando el final

De cada semana; vital

la llegada del viernes,

Ya que regresan las esperanzas

De las coloridas fantasías 

Donde dejo caer la falsa fachada.

Te invito a ver el mundo

Fuera de tu reinado,

Mucho más estrafalario y sin mucho cuidado,

Con personajes alados

Y hombres maquillados.

No te lo tomes personal.

Al oír mi canción,

Espero hayas realizado una inspección

De nuestros hipócritos corazones,

Para ver que no son tus horas

Las que nos agravian

Sino nuestras decisiones,

Que nos impiden vivir cada día

Como una fantasía.  

Te llenan de culpa,

Cuando una disculpa,

Es lo mínimo que diremos 

Para que en paz 

Vayas a descansar,

Y nunca más,

Debamos acostar a nuestros hijos,

En una ciudad de ladrillos

A avisarles que mañana,

Es,

lunes.  

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s