Una visita al LUM

El Lugar de la Memoria (LUM) es uno de esos lugares de Lima a los cuales hay que ir al menos una vez en la vida. Es uno de esos lugares que desde afuera se ven como otra triste decepción de las que los limeños ya estamos tan acostumbrados, pero una vez adentro la realidad es totalmente diferente.

Un museo dedicado a el terrorismo en el Perú es algo muy necesario y el LUM no solo cubre las expectativas que cualquiera podría tener sobre un lugar así, pero incluso las excede. Es un edificio muy bien estructurado y moderno alberga una serie de fotos y archivos que narran la historia del terrorismo en el Perú de una forma simple, completa e impactante.

Una vez adentro la primera exposición es una linea del tiempo que ayuda a dar no solo una idea general de todo lo que se encuentra en el museo pero también para ubicar al visitante en el tiempo. Luego sigues por una galería que muestra todo el proceso del terrorismo en orden cronológico con fotos, testimonios e información e información entendible y precisa. Al final de la galería se puede ver una sala con televisores que presentan testimonios de diferentes personas afectadas por el terrorismo. La pared del fondo de la sala está repleta de post-its con mensajes que la gente puede escribir luego de haber escuchado los testimonios, un detalle muy conmovedor.  El regreso a la sala del comienzo es a través de una galería que enseña poderosas fotos de los sitios afectados que contrastan con todo lo visto previamente.

El segundo piso es una gran galería que muestra más información de la misma manera que las anteriores. Al final se encuentra una sala donde se hacen diferentes presentaciones. Tuve la suerte de poder ver una muy impactante sobre los crímenes de odio hacia la comunidad LGBT. La zona donde se presentan es una sala oscura con paredes negras que resaltan la exposición.

Una vez terminado el impactante recorrido puedes subir al techo del LUM, de donde se puede ver toda la Costa Verde. Ese es el perfecto final para un recorrido de semejante magnitud ya que da un tiempo de reflexión que le puede sacar una lágrima o más a uno.

En lo personal, el LUM me parece un lugar al que todo peruano debería ir, y lo mas antes posible. No solo narra claramente una historia un poco difícil de procesar, pero te deja la posibilidad de sacar conclusiones propias, no influenciadas y muy bien informadas sobre lo que es una parte tan importante de la historia nacional. Para todas las personas acostumbradas a la decepción que suele ser asociada con este tipo de exposiciones nacionales, el LUM es una agradable sorpresa. Su impacto es indudable.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s