Creando sonrisas con Operación Sonrisa

Operación Sonrisa fue fundada en 1982 por William P. Gagee, Jr. y su esposa Kathleen S Magee, para poder ayudar a las personas con algún tipo de fisura labiopalatina u otras malformaciones faciales. En el Perú,  es una asociación privada sin fines de lucro que fue formada y reconocida en el año 1999, y desde entonces, se han hecho 18 misiones médicas internacionales y 76 misiones locales ,creando muchísimas sonrisas, que poco a poco van cambiando el mundo.

¿Por qué hacen todo esto?

Todos los voluntarios de operación sonrisa tienen un mismo sueño: un mundo en donde ningún niño sufra por la falta de acceso a una cirugía segura.

Pero además, cada persona tiene su propio objetivo y motivación para seguir adelante con este proyecto, y Laura es una de ellas. Una estudiante de quinto de media, quien a través de su testimonio nos puede contar más detalladamente lo especial que es  Operación Sonrisa:

—¿Por qué decidiste formar parte de Operación Sonrisa? ¿Desde hace cuánto formas parte?

Siempre he sido una persona que ama trabajar con niños, y siempre fue una de mis más grandes metas participar en una ONG constantemente. Cuando conocí a Operación Sonrisa por primera vez me llenó el corazón de amor. Es una fundación donde todos nos juntamos para crear sonrisas, algo sin lo cual el mundo no tendría sentido. Pertenezco al club de Operación Sonrisa de mi colegio desde el 2015, en el 2017 tuve la oportunidad de ser la vicepresidente del mismo y este año la presidente. Ha sido un honor y algo que hago con muchísimo amor.

—¿Cuál es tu motivación para seguir ayudando a esta organización?

Ver los resultados creo que es la mayor satisfacción, tener la oportunidad de realmente ver todas las vidas que cambias, es el mayor incentivo para seguir dándole con toda.

—¿Cuál ha sido tu momento más feliz en Operación Sonrisa?

El año pasado, en una misión nacional, recuerdo que todo los voluntarios estaban jugando con los pacientes más chiquitos. Esto es algo que pasa en todas las misiones, pues simplemente damos por sentado que ellos son los que están sufriendo más. Mientras estaba caminando por el hospital, vi a una abuelita con sus dos nietos. El nieto mayor, de unos 23 años aproximadamente era el que iba a ser operado, y empecé a hablar con ellos. Hablamos de muchísimos temas, uno de los cuales era el fútbol, pues el nieto menor, de 8 años, hermano del paciente, jugaba en las ligas menores de la U. Él era el más emocionado ese día, pues el amor que le tenía a su hermano era inigualable, recuerdo que me decía que no podía esperar más tiempo para poder reírse con él. Ese día en la tarde me fui y me despedí de ellos dos, con la incertidumbre de saber si le darían la operación.

Tres meses después, estaba entrenando y se me acercó un niño, con uniforme de fútbol. Para ser sincera, cuando me preguntó si me acordaba de él no supe qué decirle. Sin embargo no dudó en abrazarme y decirme que su hermano me quería saludar. Fui y ahí recordé todo, el hermano ya estaba operado y totalmente recuperado, y esto me llenó de una felicidad inigualable. Por cosas como esta es que sé que todo el esfuerzo de todos los voluntarios, vale totalmente la pena.

—¿Qué actividades para recaudación de fondos han sido las más efectivas? Por que?

En el colegio hacemos una grande cada año, este año fue un campeonato de surf y el año pasado fue un stand up comedy. Yo creo que medir la efectividad de estas actividades es difícil. El stand up comedy recolectó más fondos que el campeonato de surf, ya que el colegio tenía todas las instalaciones, y también no se requería ninguna habilidad para poder participar, más que la disposición de ir a reírte un rato. Esta fue una actividad super bonita, y se pudo recolectar para 5 sonrisas. En cambio, para el campeonato de surf fue un poco más difícil, pues encontrar auspiciadores, electricidad en la playa, y transporte de todos los materiales hizo que los costos aumentarán mucho. Sin embargo, fue una actividad que unió a familias enteras alrededor de una misma causa. Siento que este año se vio más compromiso de las voluntarias, y esto nos hizo muy felices a todas. Las dos actividades han sido hechas con muchísimo amor, y creo que eso es lo más bonito de esta organización.

—¿Cómo podemos ayudar a esta organización?

Yo creo que se puede ayudar siempre, el día a día. Primero darnos cuenta que la sonrisa es algo muy importante para las personas, es lo que tiene el poder de cambiar un día completo, y con que sonriamos al menos una vez al día, estamos creando esta conciencia en las personas. Además, asistir a todas estas actividades para recaudar fondos, vender pulseras, asistir a misiones, comprar comida en los “bake sales”, y simplemente hacer todo lo de organización con todo el amor posible.

—¿Hay algún mensaje que le quieras dar a la persona leyendo este artículo?

¡Que sonría! Que es un privilegio poder hacerlo, y que cada vez que tengan la oportunidad de ayudar de una forma u otra, háganlo sin pensarlo dos veces, ya sea para Operación Sonrisa o no, toda ayuda deja un granito de esperanza en una persona.

 

Así que ya saben…. SONRÍAN! 🙂

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s