Sí por una semana

La próxima vez que tengas una oportunidad frente a ti, no te conformes con un “mejor no.” Atrévete, al menos una vez. Si fallas, ríete. No esperes que todo salga perfecto, los errores están para aprender. Es mejor quedarse con un “no puedo creer que hice eso” a quedarse con la duda. No lo voy a negar, a veces puede ser difícil arriesgarse por miedo a fallar, a hacer el ridículo, o simplemente por miedo a salir de tu “comfort zone.”

Esto es algo que podría decir que me pasa todos los días, y si me quedara contando las veces que he perdido la oportunidad de intentar algo nuevo por miedo, probablemente no terminaría nunca. Pero la verdadera pregunta es, ¿por qué nos cuesta tanto tomar riesgos si eso es algo que llevamos en nuestra genética? Es decir, el arte de arriesgarse vive dentro de nosotros; nuestros antepasados, los cazadores-recolectores se arriesgaban a diario para conseguir cosas tan sencillas para poder sobrevivir. Al igual que ellos, nosotros también tenemos toda la libertad de explorar nuestros horizontes en un ambiente más seguro. Entonces, si ellos lo hacían a diario, ¿por qué no podríamos intentarlo nosotros por lo menos una vez a la semana?

sss-e1512607862618.png

 

Es por eso que decidí intentarlo. No solo por el propósito de este artículo, pero también para probarme a mí misma que de vez en cuando, tomar decisiones que están fuera de lo común puede ser algo bueno. Me comprometí durante una semana, a aceptar cualquier reto que se me presentara, y a decir que sí cuando normalmente no lo haría.

Empecé un lunes, un día en el que normalmente no haría más que quedarme en mi casa viendo series. Hice algo que para mí fue rarísimo. Fui al gimnasio. Debo admitir que al comienzo la flojera me estaba matando y no tenía ganas de moverme de mi cama, pero al final del día, me di cuenta que valió la pena. Especialmente porque después de eso fui a la playa. El martes, el sentimiento de flojera durante el día se asimilaba al del lunes. Era el santo de mi prima, y tenía que ir hasta lo que para mí era el “fin del mundo”, ya que ella vive en La Molina y yo en San Isidro. La idea de pasarme una hora y media en el tráfico no me apetecía ni un poco, pero al final del día, al igual que el lunes, sentí que valió la pena el esfuerzo. A pesar de la gran cantidad de tiempo que pasé en la Javier Prado, poder pasar unas horas con mi prima y sus amigas valió completamente la pena. Además, había sushi.

Al atreverme a desafiar mis límites, terminé disfrutando cada día aún más.

El resto de la semana fue bastante similar. Al comienzo consistió en yo misma obligándome a salir de mi casa y hacer miles de cosas que normalmente no haría, hasta que para el final de la semana, todo se volvió mucho más fácil. Pude llegar a la conclusión, de que al atreverme a desafiar mis límites, terminé disfrutando cada día aún más. En lugar de vivir una semana como cualquier otra, deseando que llegara el fin de semana, me pude enfocar más en el momento y en general me divertí más que cualquier otra semana. Gané buenos recuerdos, y me sentí extrañamente satisfecha al haber hecho cosas como nadar en el swimming gala, salir a comer hamburguesas a la mitad de la noche, e incluso tomarme un día solo para estar con mis amigas.

sssPodría decir que esa fue una de las mejores semanas que he tenido este año. Entonces, lo único que me queda por decirte a ti, que estás leyendo esto, es que lo intentes. Porque a pesar de que al comienzo pueda parecer difícil, o innecesario, o incluso intimidante, te diré con toda sinceridad que vale la pena.

La próxima vez que te encuentres frente a esta situación, no la dudes, no la pienses mucho. Solo di que sí. Visita a alguien que extrañes, ríete hasta ya no poder más, entra a una biblioteca y escoge un libro que nunca has leído. Baila hasta que te duelan los pies, visita un restaurante nuevo, dile a alguien que lo quieres. Hay oportunidades que solo vienen una vez y jamás vuelven; aprovéchalas.

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

w

Connecting to %s