¿Por qué me volví vegetariana?

Todo comenzó un día cualquiera en agosto de 2015. Como buena alumna que soy estaba procrastinando en hacer tareas para ver YouTube, y sin darme cuenta en reproducción automática apareció un video que me cambió la vida. Este video era un montaje que mostraba los abusos a animales que hay en fábricas alrededor del mundo; la explotación, violación y matanza.

Hoy en día nos enteramos sobre millones de eventos e información gracias a internet. Es muy difícil que no nos enteremos de las cosas que pasan en el mundo y es casi imposible hacerse el loco o el indiferente cuando hay evidencia sobre tragedias en nuestras narices. Al ver el video se me partió el corazón y supe que tenía que cambiar de inmediato.

Nunca en mi vida había hecho la conexión, o siquiera pensado de dónde venía lo que le alimentaba a mi cuerpo. Para mi el chancho, pescado, pollo y res significaban “comida”. Nunca se me ocurrió que un ser indefenso había sido abusado de maneras horribles para terminar mutilado en mi plato.

Es gracioso como de pequeños los animales son nuestros héroes y siempre tomamos su lado. En “101 Dálmatas” el corazón se nos paraba cuando aparecía Cruella de Vil porque odiábamos la idea de que mataran a esos cachorritos por un abrigo superficial. En “Nemo” nos aterrorizó cuando casi se llevan a todos en una red de pesca, y en “Bambi” lloramos nuestro corazón entero en la primera escena cuando asesinan a su mamá. El punto es que en el fondo, la gran mayoría de nosotros tiene empatía hacia los animales y nos duele cuando les hacen daño. Cuando crecemos en un mundo donde comerlos está bien, se nos nubla ese compás de compasión.

t-glenn-close-cruella-de-vil-costumes-ss
Glenn Close como Cruella de Vil en 102 Dalmatians (2000), de Walt Disney Pictures/Photofest

Mi primer impulso a volverme vegetariana fue mi empatía. Me di cuenta que hacerle daño a un animalito indefenso iba totalmente en contra de mis valores. Me tomó seis meses adaptarme a este estilo de vida. Todavía me acuerdo el día siguiente después de ver ese video: estaba almorzando con mis amigas y les dije, “Chicas, creo que me voy a volver vegetariana.” Lo primero que recibí fueron carcajadas. Esto fue 2015, cuando la moda de ser vegetariana y saludable todavía no era tan potente. Ninguna pensó que lo podía hacer, y creo que eso fue lo que me motivó más. Lo que empezó como un reto se convirtió en un estilo de vida.

Hay gente que se ha convertido en vegetariana de un día para otro. Yo soy de las personas que tiene que tomar las cosas con calma, entonces decidí empezar poco a poco y el mismo día que vi el video dejé la carne roja. Honestamente nunca me había gustado mucho el chancho, el cual es considerado carne roja, o la carne que hacen a la parrilla, entonces esto fue fácil. Unos meses después, cuando todavía comía pollo, fui a comer al Chilis con mi papá y me había pedido mi plato de siempre: chicken tenders con papitas fritas y honey mustard. Apenas llegó el plato me vino una sensación que no había sentido antes, y ese era que no tenía ganas de comerlo. Déjenme aclarar que esto era muy raro porque era mi comida favorita. Al final, igual tuve que hacerlo pero llegué a mi casa sintiéndome con culpa y mucha pena. Ese día decidí dejar el pollo, pescado y toda la carne (mariscos, pavo, cuy,, etc) por completo.

Lo importante es hacer lo que tú sientes que es correcto y vivir tu vida en coherencia con tus valores.

Muchos pensarán que una dieta vegetariana es difícil, pero la verdad es que si tienes un buen motivo para hacerlo, va a ser una súper decisión con bastantes beneficios. Pasé de ser una chica que le pedía a su mamá para ir al McDonalds todos los viernes (mi pedido de siempre siendo un cuarto de libra con queso sin vegetales, fanta y dos barbecues extra), a ser una vegetariana que aprendió que las paltas son la fruta más rica del mundo y tener una seria obsesión con los smoothies. Ser vegetariana es muy diverso: hay millones de recetas en internet con las que se puede experimentar, y además, tratar cosas nuevas nunca está de más.

Es una gran ventaja que el movimiento está creciendo en Lima. Hay restaurantes súper ricos que valen la pena visitar. Mis favoritos son Armónica Café y Raw Café, pero también se pueden encontrar alternativas o adaptar la dieta en cualquier lugar. Venden leche de almendras en todos los supermercados al igual que tofu y muchas alternativas más. Estas opciones son mucho más saludables, y aunque a veces pueden resultar un poco más caras, vale la pena invertir en una vida más saludable. Esto es solo si se decide comprar productos sustituyentes, porque en realidad las comidas más presentes en esta dieta son económicas gracias a su abundancia en nuestro país: frutas, vegetales, menestras, tubérculos, y nueces.

Tengo la suerte de que mi familia me haya apoyado en mi decisión, pero también han habido veces en que personas me han juzgado. Cuando se menciona el B12 (una vitamina), la religión o nuestros “instintos carnívoros” me muerdo la lengua para no entrar en argumentos. No soy una nutricionista pero llevo dos años investigando sobre las ventajas y consecuencias de esta dieta y he consultado con un doctor. Conclusión: el vegetarianismo es una dieta completamente saludable, que beneficia a nuestro cuerpo y estado mental. Es más, me encantaría poder ser vegana y es un camino que definitivamente veo en el futuro.

 

24131437_1992162067725983_2906603786749589906_n
Smoothie Bowl de Armónica Café via Facebook

 

Lo importante es hacer lo que tú sientes que es correcto y vivir tu vida en coherencia con tus valores. Para mi esto también significa no usar pieles y cueros, además de comprar maquillaje de compañías que no experimentan en animales. Hay súper buenas marcas de maquillaje que no experimentan en animales, que son “cruelty-free”, como Tarte, Too Faced, Urban Decay, Kylie Cosmetics, E.l.f, Jeffree Star Cosmetics,y Anastasia Beverly Hills. A mi no se me ha hecho para nada difícil, y es un agrado aportar a compañías de moral.

Aunque haya empezado a ser vegetariana y adaptar un estilo de vida más ético, más que nada por compasión, en los últimos años he visto en beneficio que le da también a mi cuerpo y al planeta. Unos muy buenos documentales para saber más sobre estas ventajas son “Forks Over Knives”, y “What the Health” para saber sobre el impacto en nuestra salud; “Cowspiracy” para las ventajas en el medio ambiente; y finalmente “Earthlings” para saber sobre los abusos animales, uno que definitivamente causa impacto.

En numerosas ocasiones escucho a amigas que dicen que “aman la carne” o “nunca podría dejarla.” Es cierto: puede ser difícil acostumbrarse a dejar nuestras comidas favoritas. Sin embargo, si hay motivación por las buenas razones detrás de nuestras acciones entonces nada nos va a poder parar. Hay una satisfacción en saber que nuestras acciones tienen una repercusión positiva en este mundo. Al saber esto, no se extraña la carne para nada, en especial luego de enterarse de las consecuencias de salud y maltratos animales. No es tan difícil cambiar, y en este mundo moderno con miles alternativas vegetarianas, la tenemos fácil. Con los activistas, campañas y modas que hay hoy en día, las dietas vegetarianas y veganas se están volviendo cada vez más cotidianas. Espero que esto sea algo que se siga viendo más y más en el futuro, ya que todos podemos sacar algo positivo de esto.

Este es un camino que planeo seguir para toda la vida, y espero que muchos puedan disfrutar de ella también. Quién sabe si, como a mí, probar algo diferente puede cambiarte a ti la vida.


Glosario:

Vegetariano: No consume carne de animal de ningún tipo (tampoco animales marinos). Puede consumir leche, huevos y miel.

Vegano: No consume carne animal de ningún tipo (tampoco animales marinos). No consume ningún otro producto de origen animal: huevos, leche, miel. Si se adapta a un estilo de vida, el vegano tampoco utiliza prendas con material de origen animal y tampoco utiliza medicinas, maquillajes u otros productos con ingredientes de origen animal o de compañías que experimentan con algún animal.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s